Logo
titulo

Me diagnosticaron cáncer. ¿Y ahora?


Si el médico te acaba de dar el diagnóstico, es lógico experimentar miedo ante el futuro; sentirte enojado (por no haber cuidado de tu salud); estar angustiado y ansioso (por intuir todo lo que vendrá a partir de este momento), y hasta negar que tienes cáncer.

Todas estas reacciones y sentimientos son completamente normales. Es necesario experimentarlos en ese momento preciso, pero lo más importante es no dejar que las emociones te rebasen, para que puedas atender de forma inmediata y adecuada la enfermedad, pues de eso depende que consigas mejores resultados. Por eso te sugerimos:

1. Conseguirte un cuaderno para que lleves un registro de tus consultas, anotes tus dudas e incluso te desahogues emocionalmente.

2. Te des tiempo y oportunidad de expresar tu tristeza, enojo o dolor.

3. Te acerques a un terapeuta, paciente o psicólogo para que te apoye a entender y procesar esta experiencia.

4. Nos llames para que podamos acompañarte en estos momentos. Nosotros entendemos lo que estás pasando y queremos ayudarte.

5. Compartir tus sentimientos con alguien que haya pasado por esta situación (un paciente o grupo de autoayuda).


¡Estamos aquí para acompañarte!